¿Cómo saber si tengo que cambiar la caldera?

Quizá en algún momento te ha pasado que en medio de una ducha el agua caliente se detiene o no se calienta como debería. Estas son algunas de las señales que indican que algo no anda bien, es momento de ir pensando en cambiar la caldera

El frío del otoño y el invierno ya se está acercando, por lo tanto, debes tomar las previsiones necesarias a tiempo. Si dejas todo para el último momento es muy probable que hagas una mala elección llevando a casa un modelo que además de no de adaptarse a tus necesidades, puede no ser de buena calidad.

Con el paso de los años, por muy buena que sea una caldera, esta sufrirá desgaste, lo que a la larga afectará a su funcionamiento, causándote problemas y será aún peor cuando estos fallos se incrementen durante la época más fría del año.

Señales que te indican que debes cambiar la caldera

Cuando ya la caldera ha completado su ciclo de vida útil, deja ver algunas señales, que deben ser para ti una advertencia de que es momento de cambiar la caldera por una nueva. 

A continuación, verás una serie de fallos que se comienzan a presentar y a los que debes prestar mucha atención, para que puedas realizar el cambio a tiempo. 

  • Ya no calienta bien el agua

Este es uno de los principales problemas y que en ocasiones suelen pasar desapercibidos, ya sea porque se vuelve una costumbre tomar duchas con agua tibia o a que la casa se mantenga con bajas temperaturas. Pero en realidad se trata de un fallo en el funcionamiento de la caldera. 

No es normal que la calefacción tarde horas en activarse correctamente, ni mucho menos que nunca haya suficiente agua caliente y que además no tenga una buena temperatura. Si esto ocurre con tu caldera debes contactar a un técnico que te de un diagnóstico, considerando la idea de hacer un cambio. 

  • Ya no funciona de manera silenciosa

Funcionamiento silencioso de calderaUna de las principales características del funcionamiento de las calderas, sobre todo de las más modernas es que ofrecen un servicio silencioso, cuando esto deja de ser así, algo está ocurriendo y debe hacerse una revisión. 

Generalmente, estos ruidos suelen asociarse a la falta de suministro de agua caliente, como suelen ser ruidos ligeros. Las personas suele ignorarlo o simplemente se acostumbran a este. 

Lo peor de este caso es que estos ligeros ruidos pueden deberse a un fallo que puede ser mínimo en un principio, pero que con el paso del tiempo se va agravando, y ya no queda más remedio que hacer un cambio de caldera

  • Tiene fugas de agua

Este es uno de los problemas más graves, sobre todo cuando ocurre frecuentemente. El primer paso sería reemplazar la válvula de seguridad, pero en muchos casos esto soluciona el problema por poco tiempo.

Cuando ocurre este tipo de fugas, la caldera suele sufrir daños importantes, comienza a sufrir deterioros que pueden convertirse en un peligro atentando contra tu seguridad y la de tu familia. 

La solución más recomendable es cambiar la caldera, pues enfrentar el frío con un equipo defectuoso será un inconveniente. 

  • Ha perdido su eficiencia energética

Este es un problema que ocurre sobre todo con calderas antiguas que, a pesar de que funcionan de manera correcta, su eficiencia energética no es la adecuada. Las calderas que son de clase A garantizan una eficiencia energética hasta del 90%, mientras que las de clase G, por ejemplo, no alcanzan el 70%.

Si conviertes estos porcentajes a euros, notarás que con una caldera de clase baja tus gastos serán bastante elevados. Mientras que con una de clase A será mucho lo que ahorrarás. 

Cuando no tienes un equipo que te garantice una verdadera eficiencia energética es momento de considerar hacer un cambio, esto aliviará en gran medida tus gastos, además tendrás un servicio de calefacción mucho más eficiente. 

  • Presenta fallas regularmente

En ocasiones las calderas pueden pasar por los diversos problemas que hemos mencionado anteriormente, un día tienen una fuga de agua, otra deficiencia en el suministro del agua caliente, este último es el mayor indicativo de que la caldera ya no da para más.

En este caso solo hay una solución posible, cambiar la caldera, no puedes arriesgarte en invierno con un equipo en estas condiciones y si inviertes más dinero en hacer reparaciones o mantenimiento, solo lo perderás, no hay garantías de que te ofrezca un servicio adecuado durante toda la estación fría. 

Si estás pensando en cambiar la caldera contáctanos, en MP AQUA, te ofrecemos los equipos de la mejor calidad y a un precio inigualable, entra en nuestro sitio web para que conozcas la amplia variedad de productos que tenemos para ti.

SI QUIERES MÁS INFORMACIÓN, RELLENA NUESTRO FORMULARIO

¿Cómo hacer la renovación de una caldera?

Lo primero que debes tomar en consideración es que este trabajo es para verdaderos expertos, no es una tarea que puedes dejar en manos de cualquiera, si esperas que tu caldera nueva funciona perfectamente.

Señor trabajando para cambiar la calderaCuando se va a colocar una nueva caldera en una instalación ya existente se deben tomar medidas preventivas para que el nuevo equipo no presente fallos. Lo primero es realizar una limpieza a fondo del circuito.

El agua suele arrastrar suciedad que poco a poco se va acumulando y a la larga puede obstruir el paso de agua de las calderas, lo que sería un problema, pues pondría en riesgo el equipo nuevo. 

También se deben colocar filtros para proteger las nuevas calderas, así comenzarán a funcionar mediante un circuito limpio y, tendrá una protección contra la suciedad que puede obstruir el paso de agua. 

Una opción bastante eficiente para sustituir una caldera vieja, es adquirir uno de los equipos actuales que vienen con intercambiadores, esto es algo que facilita y reduce el tiempo del trabajo. 

Son la mejor solución si tienes suelos radiantes, radiadores de hierro fundido o de chapa. Además, puedes tener la seguridad de que funcionarán perfectamente. 

Puntos a considerar al momento de elegir una nueva caldera

Aunque no lo creas, en muchas ocasiones, las calderas comienzan a fallar porque no son adecuadas para cubrir las necesidades de tu vivienda, ya sea por las características de la vivienda o el tipo de servicios que deseamos tener.

Veamos uno a uno cada punto a considerar cuando decides adquirir una nueva caldera:

El tamaño y ubicación de tu vivienda

Cambiar la caldera en función del tamaño de la viviendaDependiendo de los metros cuadrados que tenga tu vivienda va a depender la potencia del artefacto, lo mismo ocurre con la zona en la que esté ubicada, la frecuencia con la que se utiliza el agua caliente y la cantidad de personas que habitan en tu hogar.

Tomando en cuenta este tipo de aspectos, puedes elegir entre los modelos de calderas de pie o los murales, que se adaptan muy bien a los diferentes espacios, ya sean pequeños o grandes.

Funcionarán eficientemente en cualquiera de los casos, así que no tendrás preocupaciones, sin embargo, no está de más que consultes con un experto, un profesional que te brinde la asesoría que necesitas para tomar la mejor decisión. 

Las necesidades que debes cubrir

Esta es otro de los factores que no puedes dejar pasar por alto, si necesitas tener tanto calefacción como agua caliente, no puedes adquirir una que solo te brinde uno de estos servicios.

Actualmente puedes conseguir una amplia variedad de calderas que te ofrecen ambos servicios de manera eficiente, así que tu vivienda tendrá el confort que tanto quieres. Con la ayuda de un técnico puedes seleccionar la mejor caldera para ti. 

Las nuevas medidas para la instalación de calderas

Desde hace algunos años se han venido estableciendo medidas que regulan la instalación de calderas. Los equipos más antiguos son altamente contaminantes, además tienen un consumo energético que en ocasiones es excesivo. 

Las últimas generaciones de calderas, han sido diseñadas para reducir este tipo de daños al medioambiente, pero además son mucho más efectivas, resistentes y con una vida útil mucho más larga.

Si tienes en tu casa un modelo de caldera antiguo, aunque aún funcione bien, no estaría mal considerar en realizar un cambio, en adquirir una mejor caldera, que no tenga un impacto tan fuerte en el medioambiente.

Dentro de las más utilizadas actualmente, se encuentran las calderas de condensación. Son equipos altamente eficientes, que ofrecen tanto agua caliente como calefacción. Lo mejor de todo es que su consumo energético es mínimo, así como la emisión de gases contaminantes. 

MQ AQUA, tu mejor opción en calderas de condensación

Nuestra empresa se caracteriza por ofrecer un servicio con la mejor calidad, además cada uno de nuestros productos son de la más alta gama. Echa un vistazo a nuestro sitio web y conoce todo lo que tenemos para ti.

Además, la instalación básica se encuentra dentro del precio de nuestros productos, por lo que no tendrás que preocuparte por un pago adicional. Si quieres cambiar la caldera, contáctanos, estaremos encantados de atenderte. 

SI QUIERES MÁS INFORMACIÓN, RELLENA NUESTRO FORMULARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Abrir chat