Termo eléctrico

¿Qué es un termo eléctrico?

Todos sabemos lo que es un termo pero, ¿cómo lo definiríamos?. Un termo eléctrico se trata de un depósito de agua, generalmente metálico, que se encarga de mantener el agua caliente para que se pueda disfrutar de su uso sin ningún tipo de espera para que aumente su temperatura.

¡INSTALACIÓN BÁSICA INCLUIDA EN TODOS NUESTROS PRECIOS!

Mostrando todos los resultados 9

Cómo funciona un termo eléctrico
¿Que piezas contiene el termo eléctrico?
Precios de los termos eléctricos
Tipos de termos eléctricos
Ventajas de usar un termo eléctrico
Mejores modelos de termos eléctricos
Cómo comprar un termo eléctrico
MP Aqua, los termos eléctricos que necesitas

Cómo funciona un termo eléctrico

Comprender el funcionamiento de estos aparatos resulta sencillo. Es tan fácil como que se acumula el agua, todavía fría, en el depósito. Mediante el uso de la energía proporcionada por la electricidad, el termo eléctrico se encarga de aumentar su temperatura y mantenerla caliente para que se utilice en el momento en que se necesite.

¿Que piezas contiene el termo eléctrico?

Este elemento contiene en su interior varias piezas entre las que encontramos:

  • Una barra encargada de aislar el contenido del depósito.
  • Una vaina que se encargará de separar el agua del termo de los componentes eléctricos necesarios para su funcionamiento. Dentro de esa vaina, se encuentran componentes como las resistencias o el termostato.
  • Un tubo por donde circulará el agua caliente.
  • Una entrada para el agua fría.

Además, en el exterior se sitúan las válvulas que regulan la entrada de agua fría y el tubo que permitirá la salida al grifo del agua una vez está caliente.

Precios de los termos eléctricos

A la hora de determinar el precio de un termo eléctrico la respuesta no queda del todo clara, ya que en función de las capacidades y funcionalidades que tenga, el precio variará. No obstante, en el mercado actual, lo normal es encontrar modelos de termos eléctricos cuyo precio varía entre los 150 y 250 euros, atendiendo a factores como la capacidad o el consumo eléctrico necesario de cada modelo.

Tipos de termos eléctricos

A la hora de diferenciar entre diferentes tipos de termos eléctricos, normalmente se suelen tener en cuenta aspectos como la capacidad de almacenamiento, el tipo de agua existente en la zona y la manera en la que son instalados.

Si hablamos de la capacidad que tienen los termos eléctricos, podríamos decir que se han establecido cuatro estándares diferentes:

  • Termos eléctricos de 30 litros de capacidad
  • Termos eléctricos de 50 litros de capacidad
  • Termos eléctricos de 80 litros de capacidad
  • Termos eléctricos de 100 litros de capacidad

Cuando nos centramos en la dureza del agua, podemos encontrar tanto agua blanda como agua dura. En zonas en las que predomina el agua blanda se suele recurrir a la instalación de termos eléctricos de resistencia blindada, en los que la resistencia está dentro del agua y permite que se caliente más rápido. En cambio, en sitios en los que se encuentra agua dura, se suele optar por termos eléctricos de resistencia cerámica envainada.
Ahora bien, cuando nos centramos en la manera que estos aparatos son instalados, la diferenciación se reduce bastante. Tan sólo tendremos que identificar si la instalación es horizontal o vertical, por lo que diferenciaremos entre termos eléctricos verticales (los más usados en el mercado) y los termos eléctricos horizontales.

Ventajas de usar un termo eléctrico

No tengas ninguna duda, apostar por el uso de termos eléctricos va a darte muchos más beneficios de los que imaginas. Entre ellos se pueden destacar:

  • Un sistema completamente seguro
  • Conseguir una temperatura que se mantenga constantemente
  • Un funcionamiento que no varíe en función de la cantidad de agua que salga
  • Unir los gastos en una sola factura

Mejores modelos de termos eléctricos

A la hora de seleccionar el termo eléctrico que más te conviene, te vendrá bien saber cuales son los modelos que más se venden. Entre estos modelos, podrás encontrar:

  • El número de personas que conviven en el hogar.
  • El tipo de instalación que existe en tu casa.
  • La necesidad inmediata de tener agua caliente.
  • Las principales horas de uso de agua caliente.
  • Conocer la forma más económica de calentar el agua.

Cómo comprar un termo eléctrico

Elegir un termo eléctrico para tu hogar implica tomar una decisión importante. Tendrás que analizar varios factores y determinar, en función de ello, cuál es el modelo que más te conviene.

Para conseguir elegir correctamente, puedes contar con nuestros profesionales que te darán un trato único y personalizado en función de tu caso y tus necesidades, tanto durante la compra como en el proceso postventa, tan importante para nosotros.

Si decides tomar una decisión o valorar las diferentes opciones existentes antes de contactar con nosotros, ten en cuenta estos aspectos:

  • Las personas que viven en tu casa. No será lo mismo la capacidad que necesites para una persona que vive sola que si viven cuatro personas juntas, ya que el consumo de agua será mayor.
  • El espacio del que dispones. Aunque muchas veces nos gustaría que el depósito fuese gigante, no todos los hogares cuentan con las dimensiones necesarias para que esa instalación de termos se lleve a cabo.
  • El ahorro que implica utilizar el termo eléctrico. Los termos eléctricos suponen que evites tener una cantidad de facturas diferentes elevadas, al unirse todo en la factura de la luz. Además, el uso de la energía eléctrica supone un mayor respeto al medio ambiente debido a la reducción de la contaminación respecto a otro tipo de termos.

MP Aqua, los termos eléctricos que necesitas

En MP Aqua contamos con un equipo de profesionales que se encargará de ofrecerte un servicio cercano y personalizado, adecuado al caso que se les presente. Cuenta con nosotros para conseguir la mejor elección de termos eléctricos para tu hogar. Contacta con nosotros o visítanos en nuestra tienda.Te atenderemos encantados.

El precio suele rondar entre los 350 y los 700 euros.

Menú